martes, 29 de octubre de 2013

Reciclando


Como ya os comenté en enero me había mudado, a una casa más grande y al tener más espacio tenía unas ideas para hacer con unas sillas que tenía abandonadas.

Al vivir en un piso pequeño las sillas plegables vienen genial por si tienes visita pero claro las mías no eran feas eran lo siguiente.

Y como ahora las tenía en el despacho detrás de la puerta al verlas todos los días decidí darles un cambio de look y dejarlas expuestas...

He aquí las sillas...en su estado original..


  



Elegí dos tonos en pastel: un verde jade y un rosa palo.


Tras lijarlas un poco, les dí dos capas de pintura. (Lo hice en el salón que era donde más sitio libre tenía...eso si AVISO IMPORTANTE: no hagáis como yo que las pinté y me quedé en casa, el olor es muy fuerte así que si lo podéis hacer al aire libre o en una habitación que no vayáis a usar mejor..yo tuve que irme a casa de mis padres...es lo que tiene ser primeriza en esto del reciclaje...)



Como no soy nada de estampados y en casa es igual, así que para darle algo de vida compré ésta tela de flores...




Y una vez lijadas, las tapicé y éste es el resultado final... Las rosas llevan unos cojines pero aún no los he terminado.







Ya sabéis si tenéis por casa algo que no os gusta atreveos con el reciclado.. Además esto engancha fue mi primer proyecto y ya no he parado.


¿Le dais una segunda oportunidad a las cosas de casa?

4 comentarios:

Miss A dijo...

Qué chulas te han quedado!

WEYSA dijo...

Pues te han quedado chulisimas!!

Anónimo dijo...

Me gusta como han quedado.
Yo pinte un armario viejo que tenia en la entrada de casa, pero me olvide de la imprimación, aunque los veo bien creo que va acabar despellejándose jajaja
Laury

Anónimo dijo...

Eres una artista!!

Esther